Carrito  

Sin producto

0,00 € Transporte
0,00 € Total

Carrito Confirmar

Un inolvidable aniversario en la Costa Amalfitana...

Myriam Torreiglesias

Me hace muchísima ilusión inaugurar este blog de viaje de Ateliermoss que estoy segura de que nos va a transportar a sitios mágicos e increíbles.

Supongo que todos estaremos de acuerdo en que viajar es uno de los grandes placeres de la vida, conocer nuevas culturas, paisajes que te quedan marcados en la retina, olores, comidas…son cosas que siempre perduran en nuestra mente. Cada viaje es diferente pero todos con su encanto.

Yo voy a empezar por Italia, qué maravilloso país, no me canso de visitarlo!!!!Quizá sea por su carácter, por sus bellos paisajes, o en mi opinión porque han crecido rodeados de arte y belleza, y eso hace que los italianos valoren tanto su cultura y den tanta importancia a la estética (cuánto tenemos que aprender!!!).

Empezamos nuestro recorrido por Nápoles, una caótica, pero impresionante ciudad. Cuando comenzamos a callejear y alejarnos de la zona turística, descubrimos una ciudad desordenada, popular, donde los niños iban en moto en las rodillas de sus padres con la familia entera., pero rodeada de unos edificios IMPRESIONANTES, los colores…el rojo de las fachadas en contraste con los mármoles, piedras calizas tan típicas de la zona. Me encantó!!!Muy recomendable también la zona de Santa Lucia, con el Castillo dell’Ovo, hay una marina preciosa justo debajo del castillo con un montón de restaurantes para tomar pescado de la zona.

Costa Amalfitana

Siguiente parada COSTIERA AMALFITANA!!!!es un tramo de costa formado por un conjunto de pequeños pueblos volcados al mar Tirreno. Era uno de mis viajes soñados, y no defraudó mis expectativas, cuando coges esa carretera serpenteante con una vegetación exuberante repleta de limonares, te pellizcas para ver si es real!!al ser primavera el olor a jazmín, a limón, a menta era una gozada. Sin duda para mi la estrella es Positano, un precioso pueblo colgado en la montaña con casitas de colores que miran al mar de un turquesa espectacular. Lo mejor, bajar andando hasta la playa por sus estrechas calles. Desde alli hicimos excursiones a Ravello, precioso!!enclavado en la montaña, con unas vistas maravilosas desde sus jardines y villas. Amalfi, con su encantadora plaza e iglesia.

Un recorrido por el Golfo de Nápoles hay que rematarlo con Capri y la peninula sorrentina.

A Capri se accede normalmente en ferry, la primera imagen que llama la atención es la frondosa vegetación en contraste con las casitas blancas. Y el agua transparente. La Marina Grande es un puerto precioso lleno de barcas de madera de colores, que transporta a los años 50, cuando fue punto de encuentro de la jet internacional. En mi opinión se echa de menos ese punto de inocencia que supongo atraería a gente de todos sitios. Quizá se haya vanalizado con tanto turismo. Fuimos afortunados de pasar alli dos noches en un maravilloso hotel (La Scalinatella) que estaba en la Via Tragara, la zona más tranquila y residencial de la isla. A partir de las 8 la isla se vacía y se puede revivir ese ambiente tranquilo y sofisticado que la hizo tan famosa, pasear por su callecitas peatonales sin gente es un verdadero lujo, sitios ideales para cenar a la luz de las velas…

Una última parada, Sorrento y su Marina Grande, se accede por una larga escalinata desde lo alto de la ciudad, el puerto está repleto de restaurantes donde se vive el auténtico sur de Italia, la gente, la comida, la música, no os lo podeís perder!!!

Es un viaje sin duda INOLVIDABLE!!!!!