Carrito  

Sin producto

0,00 € Transporte
0,00 € Total

Carrito Confirmar

Navidad en Italia

11 noviembre 2013

Las fiestas de Navidad en Italia comienza con el tradicional cenone la gran cena), la noche del 24 de Diciembre, se reúne a la mesa toda la familia. La cena comienza con los antipasti entremeses a los que siguen los espaguetis con almejas, el pescado, las verduras, fruta fresca y el turrón. La noche de San Silvestre (31 de Diciembre) se comen lentejas sobre todo en la zona de Roma, porque dice la tradición que quién las come contará con dinero todo el año. Los romanos y los napolitanos al llegar las 12.00 p.m arrojan los trastos viejos como símbolo de acabar con el pasado y dar paso a un nuevo año. A los niños, los juguetes se los trae el 24 de diciembre por la noche Papá Noel y el 5 de Enero se los trae una bruja buena llamada "befana" que vuela sobre los tejados montada en una escoba.   

La leyenda sostiene que la Befana visita a los niños la noche anterior a la epifanía (6 de enero) para rellenar los calcetines, colgados a tal fin por los niños esa noche, si han sido buenos con caramelos y chocolatinas, en cambio si han sido malos los rellena de carbón (formado en realidad por dulces de color y forma parecida al carbón). 

Pero antes de la Befana es el Capodanno, es decir, la Nochevieja, muy celebrada por toda Italia. En las ciudades grandes como Roma hay más movimiento y celebraciones en la calle o discotecas, conciertos en directo en las plazas  espectáculos de teatro,  fuegos artificiales o acudir al tradicional salto desde el puente Cavour al agua fría del Tíber que algunos jóvenes romanos no dejan de practicar año a año. Para Capodanno muchos locales proponen cada año cotillones  temáticos. Y a las doce del mediodía del 1 de enero, el Papa, en el Vaticano oficia la misa de Año Nuevo.

#Roma #capodanno

Los dulces tradicionales son también elementos importantes para el menú de Navidad en Italia. Muchos de ellos se originaron en los conventos, donde las monjas hacían un tipo especial de dulces para celebrar las fiestas religiosas, como la Navidad, presentándolos como regalos. Cada convento hizo un tipo particular de dulce.

Estos postres típicos son: struffoli (pasta napolitana miel), cenci (cintas de pasta frita espolvoreada con azúcar potencia), los higos secos, almendras confitadas, castañas y frutas de mazapán y verduras.

También el pan dulce. La leyenda dice que el panettone se originó en el siglo XVI, cuando un panadero llamado Antonio se enamoró de una princesa y horneó un pan dorado, con huevos y mantequilla para ganar su corazón. Con los años el nombre del pan se convirtió en pan dulce, y en el siglo XIX, con la unificación de Italia, el pan estaba adornado con cerezas confitadas rojas.

#pandulce